Contáctenos

Mundo

Investigación periodística revela nexos entre Maduro y guerrillas para desestabilizar a Colombia

Publicado

el

Una investigación de la Revista Semana da cuenta que el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las disidencias de las FARC encabezadas por alias “Iván Márquez” son los puntales que supuestamente podría utilizar el régimen de Nicolás Maduro para desestabilizar al Gobierno colombiano.

Lea también: Colombia pide corredor humanitario para venezolanos

Este fin de semana comenzó a circular la publicación titulada “Manguala contra Colombia” y en ella dan a conocer papeles secretos de la inteligencia venezolana que revelan las relaciones entre Maduro y las guerrillas.

La Revista Semana tuvo acceso a documentos reservados del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (CEO-FANB), que dejan en evidencia “la nutrida presencia de guerrilleros colombianos en ese país” y que pertenecen al ELN y a las disidencias de las FARC.

Entre los documentos a los que tuvo acceso Semana destaca un memorando firmado por el comandante estratégico operacional de las Fuerzas Armadas de Venezuela, almirante Remigio Ceballos, en el que ordena al Ejército Bolivariano, a la Guardia Nacional Bolivariana y a la Milicia Bolivariana evitar enfrentamientos con “los grupos rojos”, nombre que utilizan en código para referirse a los grupos guerrilleros colombianos que tienen presencia en Venezuela.

“(Les informo) Muy respetuosamente a través de la presente comunicación que por orden del presidente Nicolás Maduro Moros, deberán evitar entablar enfrentamiento con personal de los grupos rojos en las zonas de entrenamiento y abastecimiento”, señala Semana.

También ordena “brindar apoyo logístico y entrenamiento”, se lee en el documento en el que además informa los sitios en los que los guerrilleros tienen campamentos de entrenamiento militar.

Asimismo la revista revela que las guerrillas colombianas estarían dando información a Maduro sobre infraestructura petrolera, instalaciones militares y de policía; aeropuertos, puertos y hasta carreteras y puentes.

Lea también: «Maduro ha apoyado al más alto nivel al FAES, en vez de disolverlo»

“Varias cosas sorprenden de este extenso documento secreto. Una de ellas, y posiblemente la más grave, el alto grado de detalles y conocimiento de los blancos en territorio colombiano”, dice Semana.

Finalmente la investigación de la revista confirma la presencia en Colombia de agentes encubiertos venezolanos en las zonas de reincorporación de los desmovilizados de las FARC.

Con información de EFE