Contáctenos

Mundo

“Aumento de la quema en la Amazonía podría ser el resultado de una acción criminal”

Publicado

el

El presidente Jair Bolsonaro, afirmó el miércoles que el aumento de los incendios en la Amazonía  podría ser “el resultado de una acción criminal” por la medida de recorte de los fondos a  Ong`s  por parte del gobierno federal de Brasil y de al menos dos de los países europeos que contribuyen con el programa para la preservación de los bosques como son Noruega y Alemania.

La reducción de los recursos financieros al Fondo del Amazonas, por el orden de los 289 millones de dólares, es consecuencia del incremento de las tasas de desforestación en la región, dijo Bolsonaro.

El mandatario declaró que el dinero que se ha estado destinando a Ong para apoyar los proyectos de recuperación de los bosques de la Amazonía no está siendo bien utilizado. “ Por lo tanto puede haber una acción criminal de estos ‘ongueiros’ para llamar la atención contra mí, contra el gobierno de Brasil. Esta es la guerra que enfrentamos”, dijo.

La deforestación en la región de la Amazonía brasileña ha crecido a pesar de los aportes financieros para revertir esta amenaza ecológica.

A juicio del presidente Bolsonaro, las donaciones al Fondo Amazonas, además de alentar la demarcación de las tierras indígenas y el aumento de las áreas de reserva ambiental, son formas de «comprar nuestra soberanía a plazos».

 “Las demarcaciones no son para proteger al indio, sino para dejar intacta la mayor parte de esta área para que en el futuro otros países vengan a explorarnos aquí. ¿Crees que es muy grande el corazón de estos países para ayudar? No quieren ayudar, todos saben que no tienen amistad entre países, tienen intereses. Lo que tenemos en la región amazónica no lo tiene el mundo. El mundo crece 70 millones de habitantes al año, estas personas necesitan algo para alimentarse, evolucionar y de dónde proviene la materia prima, de esta  área”, añadió.

Informó que los equipos del Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad (ICMBio) y el Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (Ibama) están actuando en estos momentos en la Amazonía para combatir los incendios y que las Fuerzas Armadas deben reforzar esta tarea con los equipos necesarios.

El presidente Bolsonaro, ordenó una investigación para deteminar la culpabilidad en los incendios forestales.

La Fuerza Armada – añadió- enviará a 40 hombres a la región de la Amazonía para contribuir con las labores de extinción de los incendios, de igual modo dijo que había ordenado “una investigación para dar con los responsables de este crimen.”

“Menos recursos mayor deforestación”

Para el superintendente general de la Fundación Sostenible del Amazonas (FAS), Virgilio Viana, el agotamiento de los recursos del fondo del Amazonas y el debilitamiento de las organizaciones de protección ambiental, apuntan a una mayor deforestación en la región.

En una entrevista ofrecida al diario Acrítica de Manaos, Viana dijo que el programa de financiamiento beneficia a 103 proyectos en Brasil y 19 en la Amazonía.

“Desafortunadamente, el agotamiento del Fondo Amazonas debería apuntar a una mayor deforestación. Son muy malas noticias para nosotros el debilitamiento de las instituciones que se ocupan de la protección y preservación del medio ambiente y la deforestación. No es algo que les importe solo a los países. Afecta al planeta en su conjunto ”, agregó.

Virgilio Viana, presidente de la Fundación Sostenible del Amazonas (FAS)

El Fondo Amazonas dejará de recibir R $ 289 millones, luego de que dos financieros europeos redujeran los recursos. El primero en dejar de hacer las donaciones fue Alemania y el pasado 15 agosto, Noruega anunció el congelamiento de la transferencia al Fondo.

El retiro de los fondos nacionales y europeos se produjo después de que el Ministerio del Medio Ambiente decidiera reformular la gestión de los recursos y eliminar el Comité Directivo del Fondo Amazónico (COFA), creado para establecer los criterios del manejo presupuestario de la región amazónica.

El aumento de las áreas desforestadas en la región fue determinante también para decidir la reducción de los aportes financieros.

Según un estudio realizado por el Instituto Amazónico del Hombre y el Medio Ambiente (Imazon), el municipio de Apuí tenía 91 km de área deforestada, ubicándose en el primer lugar entre los 10 principales municipios de la región amazónica que más deforestaron. Labrea estaba en segundo lugar (con 61 km de deforestación); Nueva Aripuanã en sexto lugar (con 38 km de deforestación) y Boca do Acre en octavo lugar, con 20 km de área deforestada.

Con información de Acritica/ D24AM