Contáctenos

Dinero

BBC: Descenso de la hiperinflación en Venezuela es algo efímero

Publicado

el

Según un artículo publicado este viernes por la BBC, la hiperinflación en Venezuela registró una desaceleración durante varias semanas entre febrero y marzo.

Lea también: AN: “Inflación de 2018 se ubicó en 1.698.488,2%”

Desde finales de 2017 el país suramericano presento la mayor hiperinflación del mundo, con una inflación diaria de 2,9%.

Esto ha cambiado durante las últimas semanas, donde se registró un descenso hasta el 0,7% diario.

El diario en su portal web, destaca que pese a que Venezuela no publica datos oficiales de inflación desde hace años; durante las últimas semanas se registró un estancamiento en los precios de algunos productos, como embutidos, quesos y otros perecederos, incluso alguno de ellos son ofrecidos con descuento.

Parece buen síntoma, pero no

Al respecto, la directora de la consultora Síntesis Financiera, Tamara Herrera indicó que «es algo que puede ser un buen síntoma, pero
se produjo por las causas equivocadas y esto es algo que no se puede prolongar en el tiempo«.

Recordemos que a finales de 2018, la inflación en Venezuela crecía a una tasa superior al 100% mensual. A partir de 50% es cuando pasa de inflación a hiperinflación.

Mientras que en enero de 2019 la inflación llegó a superar el 200%, causa de la devaluación de la moneda aplicada por el gobierno: la tasa de cambio oficial se ubicó por encima de la registrada en el mercado paralelo, el más usado tradicionalmente por el control cambiario que impone el gobierno chavista.

A 2.4 kg chicken is pictured next to 14,600,000 bolivars, its price and the equivalent of 2.22 USD, at a mini-market in Caracas, Venezuela August 16, 2018. It was the going price at an informal market in the low-income neighborhood of Catia. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins SEARCH «GARCIA ECONOMY» FOR THIS STORY. SEARCH «WIDER IMAGE» FOR ALL STORIES. TPX IMAGES OF THE DAY

Herrera explica que esto trajo como consecuencia que en enero se desplomaran las ventas de los comercios; y «en marzo, cuando se produjo la gran crisis eléctrica se acentuó la situación depresiva por las bajas ventas, lo que afectó adicionalmente la parálisis del aumento en los precios».

La especialista alega que la caída del consumo llevó a la acumulación de inventarios y obligó a empresas y comercios a reducir precios para poder cobrar y seguir operando, en un momento en el cual la banca no estaba ofreciendo créditos.

Según Herrera y otros expertos, esta imposibilidad de acudir al sistema financiero fue un elemento fundamental en la desaceleración de la hiperinflación.

Aumento de la reserva legal

Es necesario mencionar que desde septiembre de 2018, el BCV decidió aumentar progresivamente el encaje o reserva legal, que se traduce en el porcentaje de los depósitos recibidos por las entidades financieras y que por ley estas no pueden utilizar.

La principal finalidad de esta reserva es contar con fondos que permitan evitar una crisis de liquidez. Sin embargo, en el contexto de la política monetaria también se usa para restringir el crédito y así reducir la inflación.

Al final de cuentas, si las personas y las empresas disponen de menos dinero tienen que limitar sus gastos.

En el caso de Venezuela, la decisión de las autoridades fue llevar el encaje legal hasta el 100%, el máximo nivel posible y uno que -según Herrera- no tiene precedentes.

De esta forma, las entidades financieras vieron severamente restringida su capacidad para otorgar créditos.

El BCV presentó esta medida como parte de la política de intervención en el mercado cambiario que prevé ejecutar en coordinación con el Poder Ejecutivo, dentro del «Programa de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad».

«Esto es algo que no se puede repetir de forma reiterada porque vas a llevar al quiebre a las empresas y a los comercios. Entonces, vas a llegar al fin de la hiperinflación por la vía de la liquidación de la actividad económica. Le bajaste la fiebre al enfermo pero lo hiciste a costa de llevarlo a un estado precomatoso», concluye.

Así, con la restricción de la liquidez se estaría apuntando a reducir la cantidad de bolívares circulantes y disponibles para comprar dólares.

De esta manera, se intentaría evitar que la moneda venezolana se siguiera devaluando, lo que también es una fuente importante de inflación en un país en el que gran parte de los productos que se consumen son importados.

Precio de quesos para el 22 de febrero de 2019, Mercado de Coche Foto: Anaisa Rodríguez.

La BBC, consultó sobre esta medida a Guillermo Arcay, economista de Ecoanalítica y profesor de Macroeconomía de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas.

«El gobierno entendió que la hiperinflación es un problema monetario pero, en lugar de asumir el costo y dejar de emitir dinero inorgánico (que es la raíz principal de la hiperinflación), sigue emitiendo dinero por su cuenta pero obliga a la banca a que deje de prestar», aseveró Arcay.

El gobierno venezolano acusa de los problemas de escasez e hiperinflación a una guerra económica desatada en su contra por parte de la oposición y de Estados Unidos.

Quienes a su vez, achacan estos problemas a las malas políticas y a la supuesta corrupción del Ejecutivo venezolano.

Mientras que el gobierno de Estados Unidos impone sanciones a Venezuela, incluidas al sector petrolero, clave de la economía del país.

Efímero…

Arcay aseguró que se trata de un fenómeno efímero y que la mayoría de los venezolanos no apreciaron el descenso de los precios en su vida cotidiana.

«En este proceso, el ingreso de las personas se mantuvo igual en términos nominales, por lo que -en realidad- su calidad de vida siguió deteriorándose a un paso rápido«, apuntó.

Mortadela, mercado de Coche. febrero de 2019. Foto: Anaisa Rodríguez

Lea también: Comercio venezolano se mantiene cerrado y en expectativa ante crisis hiperinflacionaria

Además, indicó que otra de las herramientas que usó el gobierno de Maduro fue rezagar el gasto fiscal, evitando desde enero decretar aumentos de salarios en el sector público, pese a que en lo que va de año la inflación acumulada ya debe superar el 500%.

El gobierno de Maduro volvió a devaluar el tipo de cambio oficial esta semana, lo que usualmente anticipa un aumento de la inflación.

Con información de BBC.

Dinero

Bancos venezolanos deben dejar de operar con Visa y Mastercard antes de enero de 2020

Publicado

el

Las instituciones que forman parte del sistema financiero venezolano están obligadas a desarrollar una red doméstica de procesamiento de transacciones que prescinda de los convenios con las franquicias Visa y Mastercard y el sistema Maestro.

Lea también: Gobierno de Maduro asegura que $140 mil millones se encuentran bloqueados en el extranjero

La resolución conjunta del Banco Central de Venezuela y la Superintendencia de Bancos señala que dicha disposición debe ser cumplida por la banca a partir del próximo 30 de noviembre para las operaciones con tarjeta de débito y del 30 de enero de 2020 para los pagos con tarjeta de crédito.

Asimismo la resolución SIB-DSB-04714 de fecha 16 de mayo de 2019, señala que los bancos deben generar un sistema “soberano” de pagos a través de la masificación del uso de la identificación biométrica.

La normativa establece un plazo de 60 días, contados a partir de la fecha de recepción, para que las instituciones bancarias implementen un sistema de biopago que esté plenamente activo.

Asimismo, los bancos deberán “permitir la autorización de transacciones electrónicas de pagos validadas bajo el factor de autenticación de biometría, dado que las mismas estarán identificadas con un elemento de seguridad superior (Categoría 5) al uso de la clave o PIN asociada a la tarjeta de débito tradicional”.

Según el documento cada banca debe entregar en un lapso de diez días hábiles, a partir del 16 de mayo, cronogramas específicos para el cumplimiento de estas disposiciones a la Gerencia de Riesgos Tecnológicos de la Sudeban y a la Vicepresidencia de Operaciones Nacionales del BCV.

Representantes del área tecnológica de la banca aseguran que implementar este sistema de pagos íntegramente autóctono no es tan fácil, pues los plazos son muy cortos para la implementación de estos cambios.

Lea también: Hasta el 70% de las divisas disponibles debe vender la banca en mesas de cambio

Alegan, entre otras cosas, los problemas de conectividad que existen en Venezuela y los altos costos que esto representa en este momento cuando las instituciones bancarias están sometidas a grandes presiones de caja, publicó la web Banca y Negocios.

Con información de Banca y Negocios

Continúa leyendo

Dinero

Lo nuevo sobre el sistema cambiario

Publicado

el

Por primera vez desde hace 16 años el sistema cambiario será administrado por el sector privado. Antes la adjudicación de las divisas había estado a cargo de algún ente público, por ejemplo, DICOM.  “Eso no significa que el sistema cambiario no pueda ser intervenido, ya que el Banco Central de Venezuela (BCV) publicará el tipo de cambio”, esto argumentó el periodista especializado en economía, Alessandro Di Stasio.

La novedad para el sistema de cambio fue autorizada por el BCV en la resolución 19-05-01 como una medida para detener la hiperinflación. La resolución omite toda mención al uso particular que tendrán las divisas.

Para José Guerra nueva resolución del BCV legaliza mercado informal de compra y venta de divisas

“Se autoriza a las instituciones del sistema bancario nacional, realizar operaciones de compra y venta en moneda extranjera a través de sus mesas de cambio, con sus clientes del sector privado y operaciones interbancarias”.

https://twitter.com/BCV_ORG_VE/status/1127004413976088577

Las instituciones bancarias deberán publicar diariamente el tipo de cambio promedio resultante de las operaciones al final de la jornada y posteriormente a través de la página web www.bcv.org.ve, se publicará el tipo de cambio promedio ponderado, el cual servirá de referencia para la economía.

«Sería ingenuo pensar que liberación del control cambiario traerá beneficios inmediatos»

Las Mesas de Cambio anunciadas a través de la resolución del Banco Central de Venezuela (BCV) entraron en vigor el pasado lunes 13 de mayo, eso detalló la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (SUDEBAN).

Entre los requisitos para la compra y venta de divisas están:

– Haber cumplido satisfactoriamente con los procesos correspondientes ante el operador cambiario.

– Ser cliente de la institución bancaria en el sistema financiero nacional.

– Se adoptarán las medidas pertinentes para procurar que las operaciones sean liquidadas oportunamente.

Todavía se mantiene vigente la normativa sobre el “Convenio Cambiario” por lo cual no se puede decir que el control cambiario fue desmantelado.   

Artículo 11. Las operaciones de compra y venta de monedas extranjeras por parte de las personas naturales y jurídicas del sector privado a través de los operadores cambiarios autorizados, se realizarán mediante el uso de las facilidades que brinda el Sistema de Mercado Cambiario, bajo la regulación y administración del Banco Central de Venezuela.

La economista Tamara Herrera advierte que la modificación del sistema cambiario llega en un contexto muy complicado para su correcto funcionamiento.

A juicio de la especialista, el BCV restringe la liquidez en bolívares para que las empresas que operan en Venezuela deban vender divisas y mantener sus operaciones. “Están estrangulando a los bancos a límites impensables con la esperanza de ver ofertas de divisas a través del sector privado“, señala.

https://twitter.com/nelsonbocaranda/status/1128066880504238080
https://twitter.com/ginettegm/status/1125471748663783426

Continúa leyendo

Dinero

«Mesas de cambio fracasarán y solo aumentarán la inflación y escasez»

Publicado

el

El economista venezolano, Carlos Ñáñez explicó que las nuevas mesas de cambio aprobadas por el Banco Central de Venezuela, terminarán fracasando como otros sistemas de cambio y «solo aumentarán la inflación y la escasez».

Lea también: Liberan control de cambio: BCV autoriza a los bancos comprar y vender divisas

Ñáñez quien es miembro del Instituto Friedman for economic Choice, detalló en entrevista para Eknuus, que este nuevo sistema incrementará la inflación «porque evidentemente el tipo de cambio se disparará ante la sequía de la oferta; generará mayor escasez porque se va a seguir en la senda de no financiar divisas para la importación».

El profesor de Teoría y Política monetaria de la Universidad de Carabobo, destacó que las importaciones han sufrido una contracción de un 90% en términos globales y de un 80% en términos privados.

Economista venezolano, Carlos Ñáñez. Foto: Cortesía

Generando una contracción del 17,7% para el 2018 y del 25% (estimación) para el 2019. Esto se traduce en que «Venezuela es el país que ha decrecido en mayor nivel, siendo solo superada por Siria tras sufrir un conflicto bélico civil», aseveró.

Asimismo, resaltó que durante los 6 años del gobierno de Nicolás Maduro la contracción es del 63% del Producto Interno Bruto en Venezuela.

No elimina el DICOM

El Banco Central de Venezuela (BCV), a través de la resolución 19-05-01, aprobó a los bancos autorizados como operadores cambiarios realizar transacciones de compra y venta de divisas a través de “mesas de cambio“.

“Los pactos de estas operaciones serán ejecutados en las mesas de cambio de los operadores cambiarios durante cada jornada”, se lee en el artículo 1 del decreto.

Además, establece que cada institución deberá publicar las cifras resultantes de las operaciones; entre ellas el tipo de cambio promedio ponderado y el volumen transado, las cuales serán informadas diariamente al BCV.

Pese a lo establecido en esta resolución, el especialista en materia económica, expresó que en Venezuela no se ha eliminado el control de cambio y agregó «se siguen estableciendo límites máximos de operación en divisas, los cuales son USD 300 diarios, USD 4.000 mensuales y USD 10 mil al año«.

Náñez aclaró que el DICOM no desaparecerá desde el punto de vista técnico, simplemente desde el punto de vista de definición. Ya que «ese precio promedio ponderado sustituye como un eufemismo lingüístico al DICOM, pero sigues constituyéndose un esquema de cambio oficial de la República», dijo.

«Es el peor momento para estas mesas de cambio»

El Coordinador de la comisión de estudios de postgrado de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad de Carabobo, manifestó que ahora es el peor momento para presentar estas «nuevas mesas de cambio».

Debido a que el país no cuenta con la postura institucional del BCV, basado en la robustez de sus reservas internacionales.

El BCV no tiene claro cuál es su participación en estas mesas de cambio. Foto: Punto de Corte

«La banca ante el cual se liquidarán las divisas tampoco cuenta con robustez en términos operativos para garantizar la liquidez en términos de la demanda y esta afectado por aspectos evidentes de altísima iliquidez en moneda local».

Ñáñez apuntó que el Banco Central de Venezuela debería actuar como un «gran arbitro mediador» de esa política bancaria, más sin embargo, ahora mismo no tiene claro cuál es su participación en este mercado de mesas de dinero.

El docente enfatizó que el sistema bancario de Venezuela, está afectado por ciertas acciones de la política monetaria de los encajes legales:

«Que son los niveles de reserva que debe mantener la banca pública y privada atesorada en el BCV, bajo la garantía que este sea prestamista de última instancia y con el aval de los bonos emitidos por la República para poder intermediar. Sin embargo, en la actualidad la república cuenta con dos esquemas de encajes legales. Uno al 100% sobre las reservas excedentarias y otra al 57% sobre las reservas ordinarias, de la banca. En el mercado bancario financiero existen dificultades para poder articular la presencia de mesas de cambio frente a la iliquidez evidenciada en el sistema bancario, producto de esta política de ancaje legales».

Para el menudeo continuará el sistema de cambio paralelo

Respecto al sistema de cambio para las operaciones diarias, es decir «el menudeo» en divisas, Ñáñez aseguró que se seguirá apelando al sistema de cambio paralelo.

Resaltó que el dólar paralelo «no va a desaparecer, hasta que no exista una oferta lo suficientemente robusta y constante en la economía para satisfacer los requerimientos de la demanda».

Lea también: Para José Guerra nueva resolución del BCV legaliza mercado informal de compra y venta de divisas

El profesor, alegó que al hacer un recuento histórico, Venezuela «tiene un conjunto de sistemas bancarios que han venido fracasando desde Cadivi, que nos costo USD 25 mil millones, alrededor de 4 veces de lo que tenemos atesorado en reservas internacionales. Pasando por Sicad, Simadi, Dicom, Dipro y mesas de oferta, hasta este nuevo esquema de libre convertibilidad, que no acaba de estar claro».

Continúa leyendo

Más Leídas